Quantcast
  elextranewspaper.com
elextranewspaper.com Noviembre 27, 2014,
pixel
 
11px
11px
Búsqueda
noticias videos fotos
11px
11px
 
 
 
11px   11px
Nota

interior

tama�oMenos TextoMas Texto
 

Texas
Publicado el 05-31-2004

Inmigrante hondureño sentenciado a muerte

Bookmark and Share
Notimex


Houston- El inmigrante hondureño Edgardo Rafael Cubas, fue sentenciado a muerte por la violación y homicidio de una adolescente durante una serie de crímenes contra mujeres registrados en el Este de Houston en el 2002.

El inmigrante fue encontrado culpable de homicidio capital por la muerte de Esmeralda Alvarado, una estudiante de preparatoria que aspiraba a convertirse en abogada.

Un jurado compuesto por siete hombres y cinco mujeres deliberó sólo durante dos horas y media después de un juicio de tres semanas, para decidir la sentencia de muerte en contra del hondureño.

Cubas, de 25 años, se convirtió así en el tercer ciudadano de ese país sentenciado a muerte en Estados Unidos, todos ellos en Texas.

La sentencia en su contra fue impuesta justo una semana después de que Honduras solicitara al gobernador de Texas, Rick Perry, la conmutación de la pena capital a los otros dos ciudadanos de ese país que se encuentran en el pabellón de la muerte.

Cubas no mostró expresión alguna cuando el juez estatal Jan Krocker leyó la sentencia que lo condena a morir por inyección letal. Aunque bajo las leyes de Texas, cada sentencia de pena capital debe ser apelada en forma automática, por lo que no se fija fecha de ejecución.

El abogado defensor del hondureño, Gilbert Villarreal, dijo que la apelación se enfocará probablemente en la forma en que la policía obtuvo la confesión del crimen por parte de Cubas, luego de 48 horas de interrogatorio.

"Para cuando el último agente terminó de interrogarlo, él estaba exhausto y finalmente admitió decir lo que ellos querían que dijera", explicó Villarreal.

En el juicio, Villarreal dijo al jurado que Cubas había caído bajo la influencia del exconvicto salvadoreño Walter Alexander Sorto, de 26 años.

De acuerdo con la defensa Sorto habría encabezado la serie de crímenes que hace dos años conmovieron al Este de Houston.

El salvadoreño, fue sentenciado a la pena capital en noviembre pasado por el homicidio de las meseras mesoneras Roxana Araceli Capulín, de 24 años, y María Moreno Rangel, de 38, registradas el 31 de mayo de 2002.

Cubas confesó haber matado a Alvarado y haber participado también en los homicidios de las meseras.

Un tercer implicado, Eduardo Navarro, de 17 años, ha sido acusado de homicidio por su participación como conductor del automóvil en el que los Cubas y Sorto se dieron a la fuga, pero este aún ...
Siguiente ->

8px